domingo, 30 de diciembre de 2012

'No hay color'

martes, 25 de diciembre de 2012

'Humanos' 1


martes, 27 de noviembre de 2012

S + 7


Cesó lo prematuro.
Y  surgió la disección:
lo sucinto  enmudece  mientras extermina.
Y todo allí,  en el silente sofismo, es aparente:

el causador  transpira Ausonios,
la escanda en el baptisterio
refleja    inopias.
Yo  soy el    laberinto frente al abitón.
Mi abitón.
Sin vértigos,  los nudos 
e incluso mi muelle
podrían semejar  sonrojos 
sin color.

Broté al municipio pues
con mis  ropajes de espectro.
Todo fue muy sonriente,  aunque también esplín.
Con  llagas de colorete  y  fuelles de artilugio,
los ciudadanos,
innatos,
aplastaron  mi cuesta,
y con indigenismo de plagio
transitaron     mi  restregón.
Alcé como pude una palabrimujer
que  nació quebrada,
en fragmentos de  bolitas
de voz.

De vuelta  la fui   recuperando.
La palabrimujer  transmutó en frasqueta.
Tenía exclusiones, entonces,
acasos e inclusos.

Tilingos en su sitio.



jueves, 19 de julio de 2012

'La esquina'


A es un anciano con bastón que permanece impasible en una esquina, como viendo pasar el tiempo. B, un jovenzuelo despistado, melenudo y con prisas.
.

.
B-Oiga, por favor, solo será un minuto.  Es que tengo que  pedirle un favor.
A-Bueno, ya ve, tengo todo el tiempo del mundo.
B-Ese es mi problema. He de llegar en punto. Y me he perdido.
A-¿Dónde dijo?
B-No le dije el lugar.
A-¿Por qué no lo hizo?
B-No sé. Puede que sea mi carácter retraído.
A-¿Sí? El mío es más bien tirando a huraño.
B-¡Quién lo diría!
A-Todo el mundo lo dice, excepto usted.
B-Yo es que soy de poco hablar.
A-De esos está lleno el infierno.
B-¿Usted cree?
A-No. Fui educado según las tesis del Partido Comunista.
B-Pues por más que lo miro, no parece usted de izquierdas.
A-Ahí quería llegar yo. A algún lugar.
B-No, oiga. Usted tiene todo el tiempo del mundo. Soy yo quien he de llegar a alguna parte.
A-En punto.
B-¿Cómo lo ha sabido?
A-Soy muy observador.
B-Y se pasa así todo el día.
A-Sí. Y en la misma esquina.
B-Es una esquina preciosa.
A-Algo esquiva, pero es mejor así.
B-Me recuerda mi infancia.
A-La infancia es un buen lugar para vivir, pero queda lejos.
B-¡Y que lo diga!
A-¿Y cómo irá, andando o en avión, joven?
B-¿A dónde?
A-No sé. Usted sabrá qué hora es.
B-¡Claro, señor! Esa era mi intención.
A-¿Buena o mala?
B-Solo un poco traviesa.
A-Entiendo. Muy amable, joven. He de irme.
B-Pero, oiga. ¿Y todo su tiempo?
A-Compréndalo. Es en punto. Y hay cosas improrrogables.
B-Bien. En ese caso, me quedaré guardándole la esquina. Ya no llego a tiempo.

Mayo. 2009.
.

martes, 17 de julio de 2012